miércoles, 25 de agosto de 2010

¿Vuelo soñado o sueño volado?

Era un día hermoso, no importaba si se veía el sol o si estaba nublado, si hacía calor o hacía frío, estaba en el aeródromo, al lado del hangar, dándole de comer al Flyer, preparándolo para salir a volar, y esto es lo que hacía que el día fuera hermoso.
Despegamos, nuevamente esta sensación que invade mi cuerpo, paz, alegría. Aquí estoy, en el cielo otra vez. Pretendo estar aquí a cada rato, venir a este mundo de libertad, donde no hay límites si no infinitud.
En medio del vuelo, unos bañados atraen mi atención, reduzco la potencia y pierdo altura, despacio voy bajando, cada vez mas cerca, estoy ahora a 1 metro sobre el agua, me mantengo a esta altura y vuelo, me dejo llevar por este paraíso, siento el olor de la naturaleza, esa mezcla de olores a agua, tierra y fresca vegetación, puedo observarlo todo, arbustos, plantas, agua, veo varias aves, están allí, posando. Un nido, realmente grande, sobre unos juncos, es una cigüeña, está cuidando sus huevos, son enormes, ella no se mueve de su casa, paso muy cerca, pareciera que podría tocarla. Una pareja de carpinchos me descubre invadiendo su terreno, corren un poco, se paran, me miran, los miro, nos entendemos, continúan con su camino y se sambullen al agua. El bañado se convierte en un arrollo, que serpentea en el medio del campo y yo sobre él, juego a que sigo su forma, suspendido en el aire, divirtiéndome, volviendo a ser chico, disfrutando, admirando la belleza de lo simple, de lo natural.
Luego de estos 10 minutos de placer máximo, retornamos, mas potencia y a ganar altura, estoy perdido en el cielo, decido apuntar al norte y en algún momento me cruzare con la ruta sobre el suelo que será mi guía para llegar.
Estoy pleno, vuelos así no hay todos los días.
¿Volé o soñé? De todas formas fue maravilloso.

5 comentarios:

  1. EHH, como publicas si mostrarme primero, igual esta Barbaro..Te AMO

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, me alegro que te haya gustado, yo también te amo.

    ResponderEliminar
  3. me gusto mucho hijo me encantaria volar asi libre como el viento como las aves como juan salvador gaviota ojala se haga pronto realidad tu promesa de llevarme a un vuelo de bautismo creo que tu deceo de volar nacio hace tiempo cuando estabas en mi vientre te quiero mucho

    ResponderEliminar
  4. Te felicito Pablo esto es disfrutar la pasion por el vuelo mismo, sin tanta tecnica e instrumental, ser capaz de que el binomio avion-hombre sea uno solo, un abrazo, felicitaciones, Fer.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Fer, otro abrazo desde aquí.

    ResponderEliminar

Dejame aqui tu comentario.

Un día durante el invierno.

  Había amanecido solo un par de horas atrás, el día estaba completamente despejado, como suele suceder allí en Traslasierra. Todavía...