miércoles, 27 de octubre de 2010

Vuelo definitivo.

Adiós tía querida, hoy emprendiste este vuelo definitivo, este vuelo que te transporta a otro lugar, hoy te liberaste del sufrimiento, lo necesitabas desesperadamente, ahora podés moverte libremente. Te veo en este momento, estas sonriente, esa carita que transmite amor, ternura, paz, alegría. Ojos llenos de felicidad. No puedo imaginarte de otra manera, no te conozco de otra manera.
El cielo sonríe al recibirte, al verte volar danzando en el aire, jugando y disfrutando de tu libertad. Paseas un rato haciendo vuelos rasantes, nos observas a todos, querés que estemos bien, y estamos bien, más allá de esta tristeza por tu partida, pensamos en la tía Chicha y en nuestras caras se dibuja una sonrisa.
Tía, quiero que te lleves contigo este enorme agradecimiento, por los momentos compartidos, por estar disponible para conversar, por ser generosa, por ser amable, por las oportunidades en que me has limpiado las gafas para que pueda ver mejor el camino, por alentarme en esas cosas que quiero ser y a veces no me animo, por tus postres, en definitiva, por ser como fuiste.
Esto ya lo dije una vez, fue a un amigo, y quiero decírtelo a vos tía: el cielo, con vos allá arriba, sin dudas va a ser un lugar mejor.

Te quiero, un abrazo del alma, buenos vuelos y cielos azules.

5 comentarios:

  1. es hermoso lo que escribiste hijo describiste a la tia tal cual es con ese caudal de de amor de comprencion y me alegra poder verla asi libre como el viento disfrutando alla en el cielo cantando tocando el charango el bombo la guitarra bailando la chacarera disfrutando con ledy gusti y todos los seres queridos tengo que cambiar mi actitud esta triteza profunda que tengo este dolor en el alma devo superarlo y no ver a esta hermanita sufriendo apagandose dia a dia si ver a la chichita llena de vida de alegria disfrutando de cada momento y compartiendolo con nosotros su familia en este momento me acuerdo cuando perdi mi bebe y vos tenias solo tres añitos y viendome llorar me dijiste mama no estes tan triste el hermanito se fue pero estamos nosotros y me regalaste un beso y con ese beso todo tu amor la tia chicha sabes para mi era mi hermana mi amiga un poco madre porque me protegia y este ultimo tiempo era mi hija porque la cuidaba con mucho amor te quiero hijo gracias por hacerme reflexionar estas cosas de la vida por hacer volar mi imaginacion y encontrarme en ese cielo azul con mi hermana volando libre alegre feliz

    ResponderEliminar
  2. Siempre le tuve miedo a la muerte pero desde que se fue gusti, y ahora la tia chicha, se q en el momento q a cada uno de nosotros nos toque morir (lamentablemente de eso nadie se salva), seremos recibidos por ellos con charango en mano, microfono en mano o con las manos vacias pero los brazos bien abiertos para recibirnos, y eso hace q ya no me de miedo, uno quisiera vivir hasta hacerse bien viejito, bueno si, ojala lo logremos todos, pero llegado el momento y como bien dice mi querido primo: "el cielo va a ser un lugar mejor" con ellos alla. VERO.

    ResponderEliminar
  3. Lindas palabras. Gracias.
    E.C. 1970

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Dejame aqui tu comentario.

El piloto disfruta del vuelo. (Cap. 3 del libro que estoy escribiendo)

Si me pregunto ¿qué encuentro en el vuelo?, o ¿qué es lo que hace que me guste volar?, me conecto rápidamente con placer y disfrute...