viernes, 8 de abril de 2016

Disfrutar


Algo que condiciona, o que abre la posibilidad a que el disfrutar aparezca, es el tipo de ojos que tiene un piloto. El piloto ve el mundo como una fuente inagotable de aventuras, de oportunidades. El piloto mira para encontrar lo que busca. Ante una misma situación una persona cualquiera puede ver peligro, riesgo, mientras que el piloto puede ver desafío, aventura. A esta diferencia en la forma de ver es a la que me refiero, y todos podemos ser pilotos en nuestro vivir.

El piloto disfruta del vuelo. (Cap. 3 del libro que estoy escribiendo)

Si me pregunto ¿qué encuentro en el vuelo?, o ¿qué es lo que hace que me guste volar?, me conecto rápidamente con placer y disfrute...