domingo, 1 de enero de 2017

Feliz 2017

Gracias 2016 por todo lo vivido, por muchas alegrías, también algunos dolores, enojos y tristezas; aprendizajes del vivir. Gracias a todos con los que he compartido en algún momento mi tiempo, resulté bendecido con sus presencias. Gracias por los re-encuentros, por las personas que están a mi lado, por la familia y por los amigos. Perdón a quienes haya herido o a quien no haya dedicado la atención suficiente.
Deseo que en este 2017 el amar se instale en nuestro forma de ver y de ser para así poner lo mejor de nosotros en el mundo.

El piloto es el responsable (1º parte)

Yo personalmente entiendo al piloto asociado con un hacer, como alguien que ejecuta un verbo, que en este caso es el de pilotear. No es...